logra.kilo.rotos = 28°57’51.71″N 13°32’52.94″O


w3w_3

Si comienzo diciendo que nuestro despacho, el de GEOCOBET, está ubicado en la calle La Sotileza Nº 18, 2ºD, Arrecife, Lanzarote (Islas Canarias, España), seguro que algunos reconocerían el lugar o sabrían cómo encontrarnos, y a otros, la mayoría, aún sin saber dónde ubicarnos, al menos les resultaría comprensible esa estructura de dirección (calle, número, ciudad, …). Por otro lado, decir que estamos en la Latitud 28°57’51.71″N, Longitud 13°32’52.94″O serviría para que muchos nos pudieran situar en un mapa o en GE, y, poniéndonos más planos, podríamos incluso situarnos en las coordenadas X 641477, Y 3204904 (UTM WGS84-28N), en cuyo caso cualquier usuario de SIG daría con nosotros sin mayores problemas. Pero lo que yo no sabía hasta hoy es que, según w3w, estamos en “logra.kilo.rotos”.

Según sus creadores, what3words (w3w) es una combinación única de solo 3 palabras que identifica un cuadrado de 3 m x 3 m. en cualquier parte del planeta. Es un sistema más preciso que una dirección postal y más fácil de recordar, utilizar y compartir que un conjunto de coordenadas.

Está basado en el sistema Lat/Long, pero lo hace de un modo transparente al usuario, traduciendo esas coordenadas a una cuadrícula con celdas de 3×3 m que cubren todo el planeta, y asignando a cada cuadro un identificador único compuesto por tres palabras. Hablamos de una malla de 57 billones de cuadros, cada uno con tres palabras, y la situación de nuestro des
pacho queda fijada en el que tiene las palabras “logra”, “kilo” y “rotos”. Las “coordenadas se expresan así logra.kilo.rotos. Según afirman su creadores, resulta más amigable (humano) y fácil de memorizar que las coordenadas habituales, y muy útil, sobre todo, en zonas poco o nada desarrolladas, pero no sólo ahí, Por ejemplo, si quisiéramos indicar a una grúa que recoja nuestro coche en una zona de aparcamientos muy grande y sin referencias o numeración, este método es sencillo y útil, o, también, para situar (y nombrar) un depósito de agua en una zona rural aislada. Lo que es indudable es que hay lugares en el mundo que carecen de dirección postal, y es precisamente w3w_1en estos casos donde el planteamiento de w3w cobra fuerza como método alternativo. Igual que Lat/Long, el sistema w3w no resuelve concretar que estamos en el piso segundo de La Sotileza, 18, pero es que w3w no se ha ideado para eso (en principio, porque parece, por lo que he leído, que también han pensado en la componente Z).

Pretenden convertirse en estándar y, claro, hablando de estándares tenían que venir de Inglaterra. La starups se llama what3words y opera desde 2013. Quizás en nuestro próximo viajes, si tenemos un SOS en algún lugar perdido, en vez de mandar una captura de nuestra posición marcada “a ojo de buen cubero” sobre Google Earth, podría ser más rápido (y sin duda más preciso) llevar instalada la aplicación w3w, pues usando sólo el GPS de nuestro dispositivo nos dará las tres palabras de nuestra situación, las cuales podremos dar o mandar a quien queramos desde la propia aplicación y por diferentes medios (sms, wsap, correoe, …) Obviamente, los GPS integrados en los smartphones suelen tener precisiones de ± 6 metros, por lo que quizás lo que obtengamos no sea exactamente nuestra cuadrícula, pero estará suficientemente cerca como para que, con un poco que alcemos y movamos los brazos, nos vean los del rescate 😉

Dicho todo esto, el año pasado estuve con mi mujer en Finlandia y observé que en todas las casetas para refugiarte que encuentras en ciertos puntos del interior de Laponia (pequeñas cabañas situadas en medio del bosque, dispuestas para que cualquiera pueda guarecerse, encender un fuego y/o esperar a ser recogido en caso de emergencia), tienen, además de madera cortada, un mapa y un libro de notas, un cartel fijado en su interior con el nombre de la zona y sus coordenadas X e Y.

w3w_4Supongamos por un momento que el sistema w3w fuera utilizado para esta función, la de indicar al usuario de la cabaña cómo conocer o trasladar a alguien su posición, y supongamos que el gestor de este recurso usara tres palabras en su idioma, el finlandés, con sus diéresis, sus Ä, sus Ø, … y demás letras “extrañas” propias de su lengua, ¿cómo pronunciaríamos eso? Se entiende que el gestor, pensando que los usuarios pudieran ser extranjeros, optaría por utilizar el trío de palabras en inglés, en cuyo caso, unos más otros menos, podríamos deletrearlas, pero ¿no genera esa arbitrariedad del idioma a usar un problema? Sabemos que un trío de palabras, sea cual sea el idioma, sólo hace referencia a una cuadrícula, y que no hablamos de palabras traducidas, sino que los trios son palabras diferentes según sea el idioma elegido, por lo que da igual qué idioma elijamos. El idioma es simplemente una forma de acercar, de hacer más fácil la memorización, del trío de palabras, y también un modo de hacer que el usuario se identifique con el método. Por tanto, el posible problema no está en la imprecisión de la posición, sino en la posible dificultad práctica que introduce el uso de diferentes lenguas. Obviamente, con la aplicación w3w instalada en nuestro dispositivo, podríamos introducir las tres palabras y pasar luego al idioma que más nos interese para luego transmitirlo, pero en ese caso ¿no estaríamos perdiendo parte de esa inmediatez y facilidad de uso que plantean?

En fin, son algunas pegas que me surgen a bote pronto, pero no cabe duda de que el sistema es muy útil e interesante para según qué fines y entornos, además de ser una idea muy buena. Sin embargo, en mi humilde opinión, la universalidad de los números, aunque, efectivamente, unas coordenadas puedan resultar mas difíciles de memorizar o ser problemáticas por necesitar elementos complementarios, como nombre de zona, huso o proyección (en el caso de las proyectadas), otorga a los sistemas de coordenadas numéricas mayor fortaleza. Por otro lado, también existe otro problema relativo a la precisión, pues obviamente este sistema no es válido para ciertos trabajos, por ejemplo de inventariación de señales de tráfico en una ciudad, pues su unidad de resolución de 3×3 m es demasiado grande. Lo más probable es que, de estandarizarse e integrarse como  sistema de coordenadas en aplicaciones como GE o los SIG, se convierta en un sistema complementarios a los existentes para según qué objetivos. A favor tiene algunas cosas, entre ellas que su instalación ocupa muy poca memoria, lo que facilita su implementación en culquier dispositivo, y también que resulta muy amigable y singular, lo cual puede facilitar su aceptación, incluso a nivel comercial y de marketing.

El visor web que incorpora w3w permite usar el método y compartir la posición elegida, como ya comenté, también cuenta con aplicación para dispositivos móviles. Así que ¿nos vemos en apunta.verla.redactar?